Blog de lengua, cultura y literatura

Blog de lengua, cultura y literatura
Buscando camino campo a través y boca abajo para entender un mundo al revés

viernes, 8 de enero de 2016

Evaluar y evaluarse

Os subo una parrilla para la evaluación de entradas en un blog que sintetiza bastante bien el tipo de trabajo que estamos haciendo este año.



También os pongo una parrilla para la autoevaluación, en particular para el trabajo cooperativo.



Carpe Diem

Vivir el momento, agarrarlo, no dejarlo escapar en vano, aprovechar el día, disfrutar de la vida: todas estas expresiones representan una actitud ante la vida que resumimos con una frase latina, "Carpe Diem", cuyo origen encontramos en la Oda del poeta Horacio:

No pretendas saber, pues no está permitido,
el fin que a mí y a ti, Leucónoe,
nos tienen asignados los dioses,
ni consultes los números Babilónicos.
Mejor será aceptar lo que venga,
ya sean muchos los inviernos que Júpiter
te conceda, o sea éste el último,
el que ahora hace que el mar Tirreno
rompa contra los opuestos cantiles.
No seas loca, filtra tus vinos
y adapta al breve espacio de tu vida
una esperanza larga.
Mientras hablamos, huye el tiempo envidioso.
Vive el día de hoy. Captúralo.
No fíes del incierto mañana.


El Carpe Diem es un tópico muy presente en la literatura mundial. 

En la literatura española lo encontramos, por ejemplo, en "El Libro del Buen Amor" del Arcipreste de Hita, en el siglo XIV

 ...el bien que hacer podáis, hacedlo desde luego; 
quizá estaréis mañana muertos; la vida es juego. 

La salud, la existencia muy de prisa se muda, 
al momento se pierden cuando el hombre descuida; 
el bien que harás mañana es palabra desnuda, 
vestidla con la obra, antes que, muerte acuda

y en las rimas de Garcilaso de la Vega, en un precioso soneto renacentista del siglo XVI

 En tanto que de rosa y azucena
se muestra la color en vuestro gesto,
y que vuestro mirar ardiente, honesto,
enciende el corazón y lo refrena;

y en tanto que el cabello, que en la vena
del oro se escogió, con vuelo presto
por el hermoso cuello blanco enhiesto
el viento mueve, esparce y desordena;

coged de vuestra alegre Primavera
el dulce fruto, antes que el tiempo airado
cubra de nieve la hermosa cumbre.

Marchitará la rosa el viento helado;
todo lo mudará la edad ligera,
por no hacer mudanza en su costumbre.

Góngora, un siglo después, añade a su soneto ese matiz pesimista y esa presencia de la muerte que caracteriza su época
Mientras por competir con tu cabello
Oro bruñido al sol relumbra en vano,
Mientras con menosprecio en medio el llano
Mira tu blanca frente al lilio bello;

Mientras a cada labio, por cogello,
Siguen más ojos que al clavel temprano,
Y mientras triunfa con desdén lozano
Del luciente cristal tu gentil cuello,

Goza cuello, cabello, labio y frente,
Antes que lo que fue en tu edad dorada
Oro, lilio, clavel, cristal luciente,

No sólo en plata o vïola troncada
Se vuelva, más tú y ello juntamente
En tierra, en humo, en polvo, en sombra, en nada.

Pero ¿cuáles pueden ser las expresiones, las palabras, las poesías, las canciones, las películas que hoy reflejan esta actitud ante la vida?

Aquí tenéis una película muy famosa, en una escena muy significativa




y una versión rapera del Carpe Diem



Hay una expresión española muy popular, al respecto, que también recoge esta perspectiva: "A vivir que son dos días". ¿Hay algo parecido en italiano?

De forma aún más prosaica, el Carpe Diem se puede equiparar al dicho español: "Que nos quiten lo baila(d)o". ¿Entendéis qué quiere decir?


Ahora tú: ¿cuál es tu idea personal de "vivir el momento"? ¿Cómo la expresarías?


vía dientedeleon.blogspot.it